¡Sube tu receta y gana premios!

Descubre las sabrosas recetas con Gran Chef, comparte una de tus receta cocinada con Gran Chef y gana premios participando en nuestro sorteo mensual de Recetas de amigos de Gran Chef.
Participa

Sopa vegetal

Los vegetales ayudan a limpiar el organismo puesto que son excelentes antioxidantes y algunos tienen funciones diuréticas, los cuales nos ayudarán a eliminar toxinas y a no retener líquidos en el organismo.Son alimentos bajos en calorías, por lo tanto son perfectos para llevar una dieta balanceada.
Son de fácil digestión. No producen pesadez estomacal y ayudan a prevenir el estreñimiento.Un consumo prologado de vegetales mejora el aspecto de la piel. Las personas que sufren de alergias o enfermedades como el acné deben consumirlas con mayor frecuencia.

Sopa de puerros

El puerro ayuda a disminuir la presión arterial y a mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio, por esto es un alimento recomendado para personas que padecen de hipertensión.El puerro aporta una importante cantidad de Folatos que aseguran el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación.
Es por esto que el puerro es apropiado en la dieta de la mujer embarazada para evitar en el futuro bebé enfermedades como la espina bífida o la anencefalia.La gran cantidad de fibra que aporta el Puerro ayuda a regular el transito intestinal y el Magnesio le otorga un suave efecto laxante que previene el estreñimiento..Gracias a su aceite esencial que ejerce una suave excitación sobre las glándulas gastrointestinales, el Puerro facilita el proceso digestivo y estimula el apetito.

Crema de espárragos al «Gran Chef»

La virtud curativa de los espárragos es conocida desde muy antiguo, especialmente su efecto sobre los riñones. A través del incremento de la actividad celular de los riñones se llega a la mayor expulsión de agua y conseguida sin provocar irritación alguna.Los espárragos son fuente excelente de ácido fólico que protege de la anomalía congénita del tubo neural.Actúan de diurético ligero por su elevado contenido en potasio y de asparagina.

Sopa de cardos

El cardo es bastante parecido a la alcachofa en lo que se refiere a su composición nutricional, de ahí que muchos autores lo consideren como una especie emparentada a esta última.Presenta un contenido bajo en hidratos de carbono, proteínas y grasas, de forma que su contenido calórico es realmente bajo (100 gramos de cardos aportan sólo 20 kilocalorías).Es una hortaliza muy rica en agua, aportando beneficios diuréticos y depurativos.Nutricionalmente hablando, el cardo destaca por su mayor contenido en hierro y calcio en comparación con otras hortalizas, destacando a su vez la presencia de vitamina C, aunque en cantidades algo más pequeñas.Mejora la digestión gracias a sus propiedades coleréticas, siendo interesante a la hora de mejorar la función de la vesícula biliar y del hígado, ayudando a la hora de eliminar sustancias tóxicas como el alcohol o el consumo excesivo de proteínas de origen animal y grasas.
Destaca la presencia de cinarina, una sustancia de sabor amargo que estimula la secreción de bilis, estimulando el apetito, favoreciendo la digestión y además resulta útil a la hora de prevenir el hígado graso.

Sopa de Pescado

El pescado es un alimento muy interesante desde el punto de vista nutricional. Es una fuente de proteínas, baja en grasas saturadas y con alto contenido de ácidos grasos omega 3, que protegen la salud del corazón. Es imprescindible en una alimentación equilibrada (tipo dieta mediterránea) y especialmente recomendado para controlar el peso. Además, el pescado aporta aminoácidos esenciales, vitaminas hidrosolubles, minerales (selenio, yodo) y oligoelementos.

Sopa de cebolla, ajos y puerros

Resulta apropiada esta sopa para personas sometidas a un régimen dietético bajo en calorías, además estos tres ingredientes son muy indicados para reducir el nivel de colesterol. La cebolla posee propiedades diuréticas como el ajo que, por la cantidad de antioxidante que lleva incorporado, se puede considerar como un purificador del organismo, como el puerro.

Esta sopa puede servirse en cazuelas de barro individuales y complementarse con una rebanada de pan intengral tostado, un poco de huevo batido y queso rallado bajo en calorías, tipo Leerdammer. Seguidamente se gratina.